Texto y fotografía por : Julenne Esquinca

La vida es movimiento, de eso no existe duda…

Solamente piensa en todos los pasos que has dado
hasta hoy; tuviste que nacer, crecer, aprender, moverte, jugar, experimentar y gracias a eso hoy
eres la persona que me lee en este momento.

No existe nada en la naturaleza, ni en el universo, que se encuentre est√°tico durante la eternidad,
ni siquiera los hoyos negros.

Proyecto Event Horizon Telescope (EHT)

Es por eso que en las nuevas teorías de lo somático -la ciencia que
estudia del movimiento- se refiere a nosotros como seres kinésicos

1 . Somos seres que se mueven
cuerpos vivos que se relacionan con el espacio a través de todos sus sentidos y su su cuerpo
(entiéndase como cuerpo no sólo lo físico sino también lo mental y lo ambiental).

A lo que me
refiero, es que no somos solamente un cuerpo físico o un sistema nervioso, eres el movimiento
que produces y este afecta al entorno en el que te desarrollas.

A lo anterior se le llama realidad
kinestésica, una realidad que se define a través del movimiento.
En la primera ley de la termodin√°mica se dice que:

“la energía no se crea ni se destruye, se
transforma‚ÄĚ

2 ; qué mejor forma de describir el movimiento que la anterior. Si pensamos la historia
del movimiento, de lo som√°tico, este quiz√°s tuvo un origen en el Big Bang (o mucho antes) y desde
el Big Bang hasta hoy el movimiento no cesa, todo evoluciona y todo se transforma. En la historia
del movimiento somos partículas del Big Bang, soles extintos, materia residual de los hoyos
negros, moléculas de agua y átomos organizados para formar un cuerpo.


3. En los textos de Maxine Sheets-Johnstone se menciona que el ‚ÄúPienso, luego existo‚ÄĚ se sustituye
por el ‚ÄúMe muevo, luego existo‚ÄĚ.

Nuestra peque√Īa idea del yo, del ego Freudiano tan centrado en
lo mental, se sustituye por un nuevo ser que simplemente es movimiento.
Tomando estos √ļltimos p√°rrafos como premisa, entendemos que como seres tenemos un impulso
incontrolable por movernos y generar nuevas experiencias.

El movimiento nos impulsa a hacer
cosas y ¬Ņpor qu√© no? a viajar.

Podemos viajar de muchas formas; a trav√©s de nuestros pensamientos, de las letras, de la m√ļsica,
de nuestras creaciones o lo podemos hacer de una forma literal al trasladarnos a otros espacios.
Viajar nos ayuda a expandirnos y conocer el mundo. También nos ayuda a conocer otras
corporeidades y otras percepciones del mundo.
Para viajar no necesitas trasladarte a grandes distancias, para algunas personas el viajar es
solamente darle una vuelta a tu cuadra, ir a esa zona de la ciudad que desconocías, ir a pueblos
m√°gicos, convertirte en todo un flaneur.

4 . Incluso puedes hacer viajes internos, solamente siéntate
y respira, explora tu mente.

Viajar nos ayuda a entender que el universo tiene infinitas posibilidades y que todos los días
transitamos esas posibilidades para transformarlas en acciones.

En lo personal agradezco todos los traslados de mi cuerpo que me permiten estar aquí hoy
escribiéndote y te deseo que viajes todos los días de la forma que te sea posible.

1 La kinésica, cinésica, o lenguaje corporal estudia el significado expresivo, apelativo o comunicativo de los
movimientos corporales y de los gestos aprendidos o somatogénicos, no oral, de percepción visual, auditiva
o t√°ctil y sola o en relaci√≥n con la estructura¬†ling√ľ√≠stica¬†y¬†paraling√ľ√≠stica¬†y con la situaci√≥n comunicativa.
Tambi√©n es conocida con el nombre de¬†comportamiento kin√©sico¬†o¬†lenguaje corporal.2 ¬ŅQu√© es la primera ley de la termodin√°mica? (s.f.). Recuperado 11 abril, 2019, de
https://es.khanacademy.org/science/physics/thermodynamics/laws-of-thermodynamics/a/what-is-the-first-
law-of-thermodynamics3 Maxine Sheets-Johnstone, M. S. J. (2011). The Primacy of Movemevent (2ª ed.) Amsterdam, Países Bajos:
John Benjamins Publishing.
4 El t√©rmino¬†fl√Ęneur¬†(/fl…ĎnŇď Ä/) procede del¬†franc√©s, y significa ‘paseante’, callejero’. La
palabra¬†fl√Ęnerie¬†(‘callejeo’, ‘vagabundeo’) se refiere a la actividad propia del¬†fl√Ęneur: vagar por las calles,
callejear sin rumbo, sin objetivo, abierto a todas las vicisitudes y las impresiones que le salen al paso.

Comentarios con Facebook