Por: Daniel Anaya (@danielanaya423)

Pintura 鈥淕ravedad de los cuerpos鈥 de @_adrian_ahr

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Pintura 鈥淕ravedad de los cuerpos鈥 de @_adrian_ahr

 

Eran las 03:00 a.m. del martes 30 de marzo. Una madrugada fresca. La vela sobre la mesa emit铆a su luz sin tiritar. Mi abstracci贸n fue interrumpida al darme cuenta del silencio absoluto. Ning煤n viento agitaba las ramas de los 谩rboles, ning煤n felino maullaba. Fue un instante de quietud que agradec铆. En ese momento, observ茅 la luz de la vela. Una gota de cera se aferraba al borde, resisti茅ndose a deslizarse por el tallo. Contempl茅 el drama. El calor del fuego derret铆a la parafina; la gota terminar铆a por fundirse. Su perfecta y cristalina redondez habr铆a de desaparecer en cualquier instante.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Cu谩l fue mi sorpresa al observar el surgimiento de una diminuta burbuja dentro de la gota. Imposible. Me acerqu茅 para admirar el espect谩ctulo. 隆La burbuja comenz贸 a girar dentro de la gota! Un perfecto movimiento de traslaci贸n a gran velocidad. Y yo no pod铆a compartir aquel avistamiento con nadie, a煤n.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Las condiciones (temperatura, cantidad de parafina, contorno del borde de la vela, etc.) hab铆an dado lugar a semejante milagro. Un universo entero ante mis ojos. Ni siquiera parpade茅 para no perder el m铆nimo detalle. La burbuja segu铆a girando a gran veocidad en c铆rculos perfectos dentro de aquella maravillosa gota de cera.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 De un instante al otro, la gota se deshizo. Su contorno perfecto se rompi贸 y la parafina acarici贸 las paredes de la vela. Yo hab铆a contenido la respiraci贸n hasta entonces.

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 La madrugada segu铆a en silencio. La luz de la vela, impacible. La existencia hab铆a surgido y hab铆a concluido frente a mis ojos. Y lo que para m铆 hab铆an sido apenas unos cuantos segundos, para ese universo dentro de una gota pudo haber significado generaciones de pueblos, historias, batallas y amores.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Ah铆 estaba la clave de mi trabajo: en la permanente posibilidad de la muerte. Saber que la existencia tendr谩 fin, y que 茅sta puede ocurrir en cualquier momento.

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Y as铆 fue como insufl茅 vida a mi obra: con el virus de la certeza de su muerte.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Mi criatura estaba recostada sobre la mesa de madera, iluminada por la luz de la vela, sin saber cu谩l ser铆a su origen ni raz贸n de ser. Mirar谩 a los cielos intentando comprender, pero ser谩 hasta que por fin dirija su mirada a la tierra y contemple en silencio el fuego de la vida, en la absoluta oscuridad de la madrugada; y que por obra de la casualidad, alg煤n d铆a, logre presenciar con humildad la formaci贸n de una diminuta y ef铆mera gota en su punto de ebullici贸n, s贸lo entonces comprender谩. Y yo podr茅 descansar.

 

Comentarios con Facebook